Primeras Hermanas Hospitalarias en Timor

Escrito el 24 May, 2019

Tres Hermanas Hospitalarias viajan, el 25 de mayo, a Timor para impulsar una nueva presencia de nuestra Institución, en este país del sureste asiático.

Las hermanas que viajan a Timor, con el objetivo de responder a la necesidad de atención sanitaria en salud mental del país, son:

  • María Isabel da Costa Martins, de la Provincia de Portugal.
  • Andrea Calvo, de la Provincia de Francia.
  • Mary Joy Palomillo, de la Delegación de Filipinas.

 

Para conocer su sentir, en estos primeros momentos de una nueva andadura, hemos realizado una breve entrevista a las hermanas y estas han sido sus respuestas:

  • ¿Qué supone para vosotras abrir una nueva presencia de la Congregación en Timor?

La nueva presencia de Hermanas Hospitalarias en Timor responde a la llamada del Espíritu Santo para responsabilizarse y ayudar a cubrir las necesidades de los habitantes de este país situado en el sudeste asiático. De este modo, entendemos que Dios aprovecha una nueva oportunidad para difundir el carisma hospitalario.

Esta nueva presencia en Timor significa que la Congregación “sigue viva”. Sentimos una inmensa alegría de poder formar parte de esta experiencia.

  • ¿Cómo será la misión que desarrollareis?

Para comenzar con esta nueva misión es necesario que, como punto de partida, demos a conocer el carisma hospitalario para que los habitantes de Timor puedan así reconocer la verdadera identidad de la Congregación.

Nuestra misión se desarrollará en los ámbitos de la salud mental, la prevención y la sensibilización de estas enfermedades. Además, ofreceremos consulta y acompañamiento directo a los usuarios en coordinación con los agentes de salud local. No queremos contar con limitaciones a la hora de prestar nuestros servicios a aquellos que los necesiten.

Por otro lado, trabajaremos en la Pastoral Juvenil Vocacional a través de la formación de jóvenes en las parroquias, ayudándolas en su discernimiento y en su deseo de ayudar al prójimo.

  • Un deseo para el futuro…

Nos gustaría que, tras un periodo de adaptación, podamos construir una misión hospitalaria al alcance de todos.

Deseamos que la semilla que comienza con esta nueva andadura pueda dar verdaderos frutos de hospitalidad y que aquellas personas con dificultades puedan vivir la experiencia de un Dios que es amor, a través de nuestra caridad. Finalmente, esperamos que El Señor nos conceda lo que con insistencia le pedimos: “que nos envíe jóvenes que quieran unirse a nosotras y ser portadoras del carisma hospitalario”.

Reconocemos esta misión como un reto para la Institución, pero con la gracia de Dios podremos conseguirla.

 

Toda la Comunidad Hospitalaria os deseamos una buena y fructífera misión, al mismo tiempo que os agradecemos vuestra entrega y generosidad. ¡ADELANTE, ADELANTE, SIEMPRE ADELANTE!