María Josefa Recio y María Angustias Giménez

María Josefa Recio y María Angustias Giménez, ambas jóvenes granadinas. Sintieron la llamada de Dios a entregar su vida a la causa de los pobres y enfermos.

Después de diversas peripecias lograron ponerse bajo la guía espiritual del P. Menni, quien en el verano de 1880, desde Ciempozuelos les hizo la siguiente invitación: “Podéis venir, si queréis…”

Y las dos fueron allá, tras una huida nocturna de Granada.

Se instalaron en Ciempozuelos y pronto tuvieron el lema que sintetizaba sus exigencias ascéticas: rogar, trabajar, padecer, sufrir, amar a Dios y callar.

El 31 de mayo de 1881 dieron comienzo a la Congregación y el 30 de octubre de 1883 moría María Josefa Recio, víctima de la caridad hospitalaria. Su compañera le sobrevivió 14 años muriendo en 1897.

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Diseño web Alicante