Entre los días 5 y 13 de noviembre, se celebra en la Casa general, ubicada en Roma (Italia), un encuentro de Consejeras de obra hospitalaria y Ecónomas.

Estamos presentes hermanas de las diferentes Provincias y Delegaciones (ver listado completo). El tema del Encuentro es: “ Economia y Misión – Preparando el futuro” y está organizado por Sor Ester Berruete, Vicaria general y Sor Claudice Santana, Ecónoma general.

Nos acercamos a vosotros en espíritu de comunión y con la convicción de que nuestros días y reflexiones se han realizado alrededor de nuestra realidad congregacional, desde lo que vivimos en cada Provincia y Delegación.

  • Miércoles, 13 de noviembre. CLAUSURA DEL ENCUENTRO

Dando pasos hacia el final de nuestro encuentro, empezamos el día en espíritu de agradecimiento, como nos sugería el Evangelio y Empezamos nuestra reunión con el canto “Gracias” de Salomé Arricibita (ver vídeo)

A lo largo de la mañana hubo espacio para algunos trabajos conjuntos que esperaban finalización y fue presentado un medio de formación, vía internet, para conocer y aprender a poner en práctica algunos de nuestros documentos institucionales.

Al terminar el encuentro nos queda un sentimiento de gratitud, por la convocatoria y por esta oportunidad de compartir y pensar juntas, algunos temas de misión de Consejeras y Ecónomas. A pesar de que la realidad de la Congregación ser muy diversa, coincidimos bastante en nuestras aportaciones, preocupaciones y desafíos, lo que nos ha dejado la convicción de que el Espíritu estuvo con nosotras.

El clima vivido ha sido de confianza, de compartir fraterno, de comunión con toda la Congregación… desde la realidad reflexionada, a los mensajes que nos han llegado y a los gestos de proximidad que aportaron los detalles que nos han llegado.

Fue muy importante contar con la presencia continua de la Superiora general, Sor Anabela Carneiro, y con su palabra oportuna a cada tema. Al finalizar nos invita a partir para nuestras realidades de misión con el desafío de transmitir e implementar lo que aquí trabajamos. Al terminar nos ha dejado con una cuestión que nos puede ayudar a leer y repensar toda nuestra vida hospitalaria: “¿Qué estamos generando? ¿Qué estamos alumbrando? ¿Estamos trasmitiendo vida?”. Así mismo nos remitió a nuestro Documento Capitular (pág. 18), orientando nuestra atención hacia lo que nos aporta el Buen Samaritano:

«Su ejemplo nos desafía a transformar nuestra forma de realizar la misión y a revisar el estilo y método evangelizador de nuestras comunidades y obras. En este encuentro con el sufrimiento humano, el hombre samaritano realiza un proceso de «salida» de sí mismo para aproximarse a aquel que está «medio muerto», a quien no tiene voz, ni poder, ni futuro. Se llena de compasión y transforma su vida en un «éxodo» humano y espiritual fecundo en obras de sanación. Esta actitud de «salida» de nosotros mismos y de nuestros intereses es esencial para nuestro modo de cuidar.

En su proximidad compasiva, El Samaritano toma conciencia de ser portador de un carisma capaz de congregar y comprometer, en corresponsabilidad, a otros que darán continuidad al proceso sanador. El Samaritano se humaniza a si mismo cuando humaniza la relación y el servicio prestado. La Hospitalidad acontece cuando escuchamos las palabras de Jesús: Vete y haz tú lo mismo; párate, ve, compadécete, aproxímate, toca la herida, cura, ama, practica la hospitalidad.»

Os agradecemos la oración y todas las manifestaciones de cercanía y comunión. Así seguimos… practicando la Hospitalidad.

Ver galería de imágenes

Crónicas diarias anteriores:

« 1 de 3 »

Marketing Digital. Este proyecto ha sido desarrollado por Grupo Enfoca: Diseño web Alicante