Testimonios Hospitalarios, junio 2015

Escrito el 18 Jun, 2015

Cecilia Sorribes Teixidó

inesEra el 10 de noviembre de 1894, cuando Cecilia Sorribes Teixidó nacía en Rocafort de Vallbona, pueblo de la comarca de Urgell en la provincia de Lleida (España).

Rocafort de Vallbona tiene origen medieval. De su castillo o fuerte de defensa ya se tienen noticias escritas en el año 1173. Sus características coinciden con las de las villas medievales: casas muy próximas, calles sinuosas con grandes desniveles que favorecían la defensa y circuito amurallado del que aún se conserva el portal de acceso. Por su cercanía al Monasterio Cisterciense de Santa María de Vallbona, Rocafort perteneció a la Baronía de Vallbona (vigente aproximadamente desde finales del s. XIV a finales del s. XVIII), formada por un grupo de pueblos y lugares que dependían de la Abadesa del Monasterio. La Iglesia data del siglo XVIII y está dedicada a San Salvador.

En el año 1900 el pueblo contaba con 617 habitantes, lo que nos hace pensar que cuando nació sor Inés esa sería, más o menos, la población. El censo de 2005 arroja la cifra de 130 habitantes.

Seguir leyendo

Rufina Lasheras Aizcorbe

leoRufina Lasheras Aizcorbe nació el 27 de febrero de 1904 en el pueblo de Arandigoyen (Navarra). Sus padres eran Saturio Lasheras, nacido el 3 de octubre de 1856 en Arandigoyen e Inés Aizcorbe, nacida el 20 de abril de 1861 en Azcona. El matrimonio se ve agraciado con la llegada de cinco hijos, cuatro varones y una mujer. De mayor a menor: Jenaro, Ricardo, Pedro, Crescencio y Rufina, la benjamina de la familia. Recibe el sacramento del bautismo el 28 de febrero de 1904 en la parroquia de los Santos Cosme y Damián.

De sus padres aprendieron el amor a los pobres, y a la fe cristiana. Tenía una especial sensibilidad para la práctica de las obras de misericordia, hospedando y dando de comer en su casa a los necesitados. Todos crecieron ejercitando la labor humana y cristiana siguiendo el ejemplo de sus progenitores. En el pueblo de Arandigoyen queda constancia, en el recuerdo, de que esta familia tuvo durante su vida una vocación de servicio a los demás.

Seguir leyendo

André-Marie Deman

andreMe llevaba mi madre todavía en el seno cuando Él ya me llamaba por mi nombre… Con todo, como decía su vecina, «la pobre» no detendría a su pequeña… y la prueba es que hoy aquí estoy.

Nací en Flandes, al norte de Francia, en la frontera con Bélgica. Mis padres, agricultores, eran creyentes y practicantes. Éramos cuatro hermanos.

Una pequeña parte de mi juventud transcurrió rodeada de naturaleza, en medio de los campos y del ganado, ayudando en la cosecha e incluso ordeñando a las vacas. Junto a mi hermano, dos años mayor que yo, recorríamos a pie los 3 kilómetros que nos separaban del colegio, hiciera el tiempo que hiciera: lluvia, frío, escarchara, nieve…

Mi madre se levantaba a las 4 de la mañana y su primer gesto era reclinarse sobre la repisa de la chimenea con la cabeza entre las manos. Y allí, «rezaba»… Su ejemplo ha dejado una profunda huella en mí; ha marcado mi vida.

Seguir leyendo

 

Comparte esta información