Nueva presencia en Timor

Escrito el 29 Abr, 2019

El Gobierno general, de Hermanas Hospitalarias, estudia la posibilidad de abrir un nuevo centro de salud mental en la República Democrática de Timor Oriental.

 

Sor Paula Carneiro, que ha viajado a Timor para realizar un análisis diagnóstico de las necesidades asistenciales en materia de salud mental de dicho país, nos relata su experiencia:

Al haber sido una de las hermanas, junto con sor Leopoldina Angélica, que realizamos en julio y agosto de 2017 un análisis diagnóstico de las necesidades de salud mental de dicho país y su organización, he recibido la noticia de que el Gobierno general considera la posibilidad de responder a las necesidades asistenciales de salud mental en esta zona con inmensa alegría y agradecimiento a Dios. Durante la visita realizada pudimos constatar las innumerables necesidades que presenta su población en este ámbito sanitario. Los enfermos todavía son “tratados” con medicina tradicional, rituales culturales y religiosos muy antiguos… no existe una respuesta organizada en materia de salud mental, salvo la ofrecida por los Hermanos de San Juan de Dios, que disponen de un centro ubicado en el interior del país, lo que hace que debido a las barreras geográficas y naturales esté algo aislado.

De nuestra visita destacamos el apoyo y la acogida recibidos por parte de los Hermanos de San Juan de Dios, sobre todo del Hermano Vítor Lameiras, actual Superior provincial, así como de las entidades eclesiásticas y civiles. Fue realmente gratificante para nosotras poder conocer más en profundidad este pueblo, su cultura y sus necesidades.

Por lo constatado durante el viaje, consideramos necesaria la presencia de la Congregación para responder a las necesidades de la población en lo que a enfermedades mentales se refiere.

A nuestro parecer, la ciudad más necesitada es Maliana, desde donde se pueden abarcar más distritos: Liquiçá, Aileu; Ermera; Bobonaro; Cova Lima; Ainaro; Manufahi y Oecussi. Cada distrito cuenta con un enfermero responsable y consideramos que el enfermero de Maliana está bastante organizado, y todo el trabajo de acompañamiento a los pacientes podrá realizarse de forma conjunta y sistemática.

Según nuestro estudio, la posible presencia de las Hermanas Hospitalarias podría cubrir los siguientes objetivos:

  • Formar a los profesionales de los diferentes distritos en salud mental.
  • Apoyar el diagnóstico precoz cuando sea necesario.
  • Pasar consultas de detección y tratamiento para personas con enfermedad mental.
  • Incentivar el tratamiento y llevar un seguimiento de los casos diagnosticados.
  • Disminuir el estigma familiar asociado a la enfermedad mental.

Por el momento, creemos que esta asistencia debería realizarse a través de la unidad móvil de atención comunitaria, que permita estar junto a la población y los profesionales sobre el terreno. Con un vehículo de transporte “todoterreno” podremos ayudar a la población y pasar consulta en los centros de salud locales, siempre en coordinación con las estructuras sanitarias de la zona, con la finalidad de formar a los profesionales del país.