banner

La ciudad de Milán, situada en el norte de Italia, es uno de los importantes centros comerciales y financieros del mundo. Es la principal ciudad de la Italia septentrional capital de la provincia de Milán y de la región de Lombardía. Esta ciudad está vinculada a la hospitalidad porque en ella, el 11 de marzo de 1841, nació el quinto hijo de Luigi Menni y Luigia Figini al que pusieron el nombre de Ángel Hércules  y que hoy es San Benito Menni.

Lugares importantes para la historia hospitalaria son:

La iglesia de Santa Maria alla Fontana, a pocos pasos del hogar de los Menni donde regentaban un negocio de maderas. En esta iglesia parroquial recibió Ángel el sacramento del bautismo el mismo día de su nacimiento y más adelante la confirmación. En un lateral,  hay una capilla dedicada a San Benito Menni con un cuadro del Santo del pintor Alberto Venditti.

Debajo de la Iglesia se encuentra un santuario del siglo XVI en cuyo centro estaba la fuente milagrosa hoy sustituida por una piedra medieval con once caños, en una posición que se considera la originaria.

La Estación Central de Milán donde el joven Ángel Hércules Menni asistía como voluntario para recoger los muchos soldados heridos que llegaban procedentes del frente de Magenta, a 20 km de Milán, en la guerra de la independencia entre Italia y Austria (1859), trasladando los heridos al hospital Santa María Aracoeli de los Hermanos de San Juan de Dios (fatebenfratelli). Allí, en contacto con el dolor y viendo el ejemplo de los Hermanos, decide seguir a Jesús en la Orden Hospitalaria.

La Catedral de Milán (duomo , “Casa de Dios”), un  espléndido monumento de estilo gótico, con fachada neogótica. Una de las 2.245 estatuas que adornan el perímetro exterior es la de nuestro Fundador.

La Cartuja de Pavía (Certosa di Pavia) un monasterio de estilo gótico situado cerca de la pequeña ciudad de Pavía distante 40 km de Milán. Ángel Hércules hizo aquí sus primeros ejercicios espirituales cuando contaba diecisiete años y prometió: “Confianza en el Señor y en su Santísima Madre y generosidad con Dios (…) sin miramientos con mi amor propio ni arredrarme por lo que podrán decir los hombres”.

En el año 1955 en la antigua Villa Bassi-Roncaldier de Albese, ciudad distante unos 40 km. de Milán, la provincia italiana abrió un centro para la atención de personas enfermas mentales denominado Villa San Benedetto. Hoy es un complejo hospitalario con más de 200 camas y servicios diurnos y extrahospitalarios, denominado Casa di Cura San Benedetto Menni.