Fiesta de nuestro fundador, San Benito Menni

Escrito el 23 Abr, 2019

Mensaje de nuestra Superiora general, Anabela Carneiro, a toda la Comunidad Hospitalaria con ocasión de la celebración de la fiesta de nuestro fundador, San Benito Menni.

 

“Seguimos haciendo presente el espíritu fundacional en la acogida y cuidado de las personas enfermas y en situaciones de vulnerabilidad… Lo hacemos con la audacia que nos impulsa a dar repuesta a los signos de los tiempos y a encarnar la Hospitalidad hoy como ayer y siempre”

(XXI Capítulo general, Practicad la Hospitalidad)  

 

 

 

A toda la Comunidad Hospitalaria

Con ocasión de la celebración de la FIESTA DE NUESTRO FUNDADOR, SAN BENITO MENNI quiero enviar mi cordial saludo a todas y todos los que formáis la Comunidad Hospitalaria: enfermos, colaboradores, voluntarios, familiares, bienhechores, amigos y hermanas. Os deseo un ¡Feliz Día!

Son muchas las iniciativas que, en estos días, se realizan en nuestros Centros, dispositivos asistenciales y comunidades, con el objetivo de ayudarnos a mirar a los orígenes de nuestra Institución y a quienes iniciaron este proyecto hospitalario de servicio a la persona en sufrimiento, al estilo de Jesús, el samaritano que pasó haciendo el bien y sanando a los enfermos (cf. Hch 10,38). 

El papel de S. Benito Menni fue fundamental en estos inicios, no solo por la vivencia de su vocación como hermano de S. Juan de Dios, centrada en una gran pasión por Jesús y en la compasión hacia la humanidad sufriente; sino porque, con creatividad y audacia, fue pionero en la atención hospitalaria sobre todo en el campo de la salud mental; las dificultades que encontró no le impidieron amar “sin límites” a quienes, a causa de su enfermedad, permanecían en los márgenes de la sociedad.    

El Documento del XXI Capítulo general, Practicad la Hospitalidad, nos pide, a todos los que formamos la Comunidad Hospitalaria, acoger y continuar este espíritu fundacional, encarnando la Hospitalidad vivida por S. Benito Menni en el mundo de hoy, un mundo marcado por tantas formas de sufrimiento y marginación; y siendo fieles al legado que nos dejó con compasión creativa, capacidad organizativa, audacia innovadora y la visión de futuro.

Vivir este espíritu de acogida, servicio y cuidado a las personas que sufren, es colaborar para que el mundo en que vivimos sea más hospitalario. Que S. Benito Menni interceda por nosotros y nos ayude a renovar nuestro compromiso de servir a la persona poniéndola en el centro de nuestras opciones y acciones.     

Con las hermanas del Gobierno general, os deseo: ¡Feliz Día! Y que seamos felices “practicando la Hospitalidad”.

Anabela Carneiro, Superiora general