Asamblea Pre-Capitular Delegación de Filipinas

Escrito el 31 Oct, 2017

Del 28 al 31 de octubre la Delegación de Filipinas, de Hermanas Hospitalarias, celebra su Asamblea Pre-Capitular en New Manila (Filipinas).

La Asamblea comenzó con el saludo de bienvenida de sor María Camino Agós, Superiora delegada, a todas las asistentes:

BIENVENIDAS a New Manila! a la Casa-Comunidad de la Delegación “María Angustias Giménez”. ¡Bienvenidas a vuestra casa! la vuestra y la de todas y todos que formamos la Delegación. Estoy/estamos contentas que vengáis, que estéis… en vuestra casa.

 

Como preámbulo a la Asamblea, quiero agradecer a cada hermana y colaborador, Comunidad y Centro el trabajo realizado con el Documento-Base, con el que llegamos hasta aquí hoy. También agradecer la vida vivida, la hospitalidad ejercida en la comunidad y en la misión, traducida en gestos sencillos y cotidianos… pero, hechos desde tanta entrega y abnegación de cada día. Esta vida entregada llegará hasta el Capítulo general, donde se diseñará el marco de actuación para los próximos 6 años, fruto, no solo del esfuerzo de todas, mucho más del Espíritu que lo ha guiado. Por eso lo asumimos y hablamos con propiedad de “Nuestro Documento”.

Pensando sobre el Documento

Permitidme que continúe este acto de apertura con una petición, que me la hago a mí misma. Parece poco periodístico, poco psicológico, o dialogante…, muy impositivo comenzar pidiendo. Es un imperativo que nos hace el Gobierno general, a través del Documento-base para todo el sexenio; y es el mandato-clave, dentro de la bellísima y completa exhortación que Pablo hace a los fieles de Roma, en Rm 12-15,13: Practicad la Hospitalidad! (Rm. 12,13). Estoy segura que tanto la Comisión Precapitular como el Gobierno general han querido que este lema nos empuje, nos movilice, nos desafíe a vivirlo.

El Documento se apoya en el camino recorrido durante estos años de reestructuración y revitalización de la Congregación, empeñada en recrear la hospitalidad, evaluando los 5 caminos del proceso. Ha focalizado los desafíos que hoy urgen a la Congregación agrupándolos en tres partes: personas poseedoras del don: “quien”; estructuras que lo sustentan: “como”; y destinatarios prioritarios: “para quien”. Las personas y estructuras, como círculos concéntricos en espiral, se acercan al centro, a la persona destinataria para quienes somos en misión: al enfermo, centro en su dignidad, respeto, amor preferente, derechos… Con el documento, pasamos del recrear la hospitalidadde este sexenio, al practicad la hospitalidadpara el que nos preparamos.

Leer el saludo de bienvenida completo

Ver programa completo del encuentro

Ver galería de imágenes