banner

Desde 1881, como Benito Menni, María Josefa Recio y María Angustias Giménez, las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, mujeres de Dios al servicio de la persona que sufre, evangelizamos por medio de la hospitalidad, en las situaciones más diversas.

Presentes en todo el mundo, al lado del enfermo mental, deficiente psíquico y físico, del marginado… para defender sus derechos y su cultura, arriesgamos la vida.

Seguimos a Jesús Buen Samaritano, viviendo en comunidad, como mujeres libres unidas por el amor, la oración y el servicio.

Somos “Comunidad Hospitalaria” con los enfermos y sus familiares, colaboradores y voluntarios y una asistencia realmente humana es el sello de nuestra identidad hospitalaria.

Y… estamos cerca de cualquier joven que, como tú, se deja llevar del corazón, no pasa de largo…

También tú puedes:

  • Servir a los más pobres.
  • Seguir a Jesús de Nazaret.
  • Vivir en comunidad.
  • Dar la vida con Amor.

“Hay jóvenes que tienen coraje para dejarse llevar por el corazón y no pasar de largo”