125 años de Hospitalidad

Escrito el 7 May, 2019

El 9 de mayo celebramos los 125 años de la presencia de nuestra Congregación en Portugal, que hoy cuenta con alrededor de 1.800 colaboradores y 150 voluntarios.

Leer saludo de sor Anabela Carneiro, Superiora general, con motivo de la celebración de los 125 años de la presencia de Hermanas Hospitalarias en Portugal.

En 1894 nuestra Congregación comenzó su misión hospitalaria en Portugal, hoy en día desarrolla su actividad en 12 centros ubicados región lusitana, de los cuales dos se encuentran en Madeira y otros dos en las Azores; también cuentan con dos centros en África, concretamente en Angola y en Mozambique. A lo largo de su historia, las Hermanas Hospitalarias y los colaboradores de la Provincia de Portugal han trabajado para que sus cuidados en materia sanitaria, sobre todo en el campo de la salud mental, se caractericen y diferencien por la individualidad y sensibilidad del servicio a cada usuario, bajo una visión humanitaria e integral de la persona.

 

En la actualidad, la Provincia de Portugal desarrolla las siguientes áreas de actividad asistencial: psiquiatría, psicogeriatría, rehabilitación psicosocial, discapacidad intelectual y cuidados paliativos, entre otras. Todo ello gracias a la entrega y dedicación de las hermanas, alrededor de 1.800 colaboradores y 150 voluntarios.

Para mayor información visita la página web de la Provincia de Portugal

UNA TRAVESÍA DE AMOR

Echando la vista atrás, hoy vemos una realidad que se fue construyendo con mucho amor, dedicación y abnegación. Tres mujeres, dos portuguesas y una española (Trinidad Candorde 39 años, Mariada Luz Martins, de 25 años, y María del Carmen Gil Manso, de 24 años) fueron enviadas por San Benito Menni a implantar la Congregación en Portugal.

El relato de los inicios de esta fundación es icónico y paralelo a los orígenes de la Congregación en Ciempozuelos, (Madrid, España) el 31 de mayo de 1881. Por un lado, la extrema pobreza, la ausencia de recursos, y por otro, la fuerza interior de una fe inquebrantable, así como de la certeza de que las obras de Dios nacen de pequeñas semillas. Antes de enviar las hermanas, Benito Menni fue varias veces a Portugal para definir lo que se pretendía llevar a cabo, así como las condiciones ineludibles para responder a la necesidad identificada de cuidar de las personas con enfermedad mental.

Las tres Hermanas Hospitalarias fueron acompañadas por Benito Menni hasta Madrid, donde recibieron las últimas instrucciones, era el 28 de enero de 1894, allí les entregó los billetes para emprender el viaje a Lisboa, 25 pesetas en efectivo y un sombrero de sol.  Al día siguiente, las hermanas llegan en Lisboa, fueron recibidas por el hermano Bernardo OH y Sra. D. Mariana Ferreira da Silva, una de las benefactoras que las ayudará en los primeros seis meses a reconstruir una casa en ruinas, situada en la granja donde hoy se situa la Casa de Salud de Idanha, en cuyos cimientos está la fuerza indomable de un amor que se proyecta y concreta cada día más.

Este trabajo Hospitalario de la implantación de la Congregación en Portugal fue duro, pero gracias al amor sin límites de las primeras hermanas, y las generaciones que siguieron, la Obra Hospitalaria se fue extendiendo por varias zonas de Portugal y África (Mozambique y Angola).

Hoy, destacamos la importancia de celebrar los 125 años de la presencia de nuestra Congregación en Portugal, para recrear la hospitalidad, para hacer memoria agradecida y para proyectar la hospitalidad en fidelidad creativa, continuando el camino de San Benito Menni: ADELANTE, ADELANTE, SIEMPRE ADELANTE…  con todos los que formamos la Comunidad Hospitalaria.